DOCTRINA Y CONVENIO

El presidente Joseph Fielding Smith hizo la siguiente observación en cuanto a la forma más eficaz de estudiar Doctrina y Convenios: "Oí a un hermano decir que no podía leer el libro de Doctrina y Convenios porque era muy parecido a un diccionario, la historia no tenía continuidad -cambiaba de tema-, y cosas por el estilo. Por supuesto que así es. "Hace muchos años, cuando era yo presidente en un quórum de setentas -y, en aquellos días, ninguna supervisión teníamos en lo que concernía a nuestros estudios-los hermanos de dicho quórum decidieron que les gustaría estudiar Doctrina y Convenios .. y fui nombrado para ser el maestro de la clase. Lo consideramos sección por sección. No es posible aprender de él todo lo que contiene de ninguna otra manera. Una persona podrá estudiarlo, si así lo quiere, por temas o doctrinas, y está bien; pero no va a poder entender la doctrina y los convenios, no va a lograr comprender todo su contenido a menos que lo estudie sección por sección; yal hacerlo, se tiene que estudiar al mismo tiempo el ambiente histórico, cual se halla en la historia de la Iglesia."