JOSEPH F. SMITH

ENSEÑANZAS DE LOS PRESIDENTES DE LA IGLESIA
JOSEPH F. SMITH
El presidente Joseph F. Smith prestó servicio en calidad de Autoridad General de la Iglesia durante 52 años: como miembro del Quórum de los Doce, como consejero de cuatro presidentes de la Iglesia y por 17 años como Presidente de la Iglesia. Enseñó el Evangelio restaurado de Jesucristo con elocuencia, con ternura y con convicción, instando a la gente a “vivir en armonía con los designios de nuestro Padre Celestial”. Caracterizó su ministerio su potente testimonio de Jesucristo: “He recibido el testimonio del Espíritu en mi propio corazón, y testifico ante Dios, ángeles y los hombres... que sé que mi Redentor vive”.
En la actualidad sus mensajes y sus sermones siguen brindando orientación divina en nuestro camino de progreso eterno.
Nuestra obra en este mundo, dijo el presidente Smith, “es hacer el bien, poner fin a la iniquidad, exaltar la rectitud, la pureza y la santidad en el corazón de las personas e inculcar en el pensamiento de nuestros hijos, por sobre todas las cosas, el amor a Dios y a Su palabra”. Él dijo que “ser Santo de los Últimos Días exige sacrificar las aspiraciones y los placeres mundanos; requiere fidelidad, fortaleza de carácter, amor a la verdad, firmeza para con los principios y el deseo ferviente de ver avanzar la verdad victoriosa”.

ENSEÑANZAS DE LOS PRESIDENTES DE LA IGLESIA - JOSEPH F. SMITH.