VENID AL PADRE EN EL NOMBRE DE JESUS



Moroni, un profeta de la antigüedad, agregó su inspirada contribución a los sagrados anales que se le habían encomendado y le escribió a la persona que un día recibiría y traduciría esas Escrituras, el profeta José Smith.
Entre otras cosas, Moroni le dijo al Profeta que el Libro de Mormón mostraría "el poder de Dios y también su palabra, de la cual el Padre, y el Hijo, y el Espíritu Santo dan testimonio; y todo esto se levantará como testimonio contra el mundo en el postrer día". Luego continuó diciendo: "Y si es que se arrepienten y vienen al Padre en el nombre de Jesús, serán recibidos en el reino de Dios".
La invitación de venir "al Padre en el nombre de Jesús" continúa caracterizando la misión de la Iglesia en nuestros días, y debe ser el mensaje más importante que se imparta en los quórumes del sacerdocio, en las visitas de los maestros orientadores, en las noches de hogar y en las conversaciones que los padres tengan con sus hijos, ya sean varones o mujeres. En verdad, como poseedores del sacerdocio, todo lo que hagamos tiene que tener como meta principal ayudar a nuestro Padre Celestial en Su gran obra de llevar a Sus hijos nuevamente a Su presencia, por medio de la obediencia al Evangelio de Jesucristo.
El título de esta guía de estudio personal, Venid al Padre en el nombre de Jesús, es un recordatorio de la responsabilidad que cada uno tenemos de ayudar en la obra de salvar almas. Durante este año, usaremos esta guía como suplemento para nuestro estudio de las Escrituras, el cual se centra en el Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo. Por medio de esos anales inspirados aprendemos de Dios, nuestro Padre Celestial, de su Hijo Unigénito, Jesucristo, y de los convenios, ordenanzas, principios y enseñanzas que nos llevarán nuevamente a Su presencia. La invitación "venid a Cristo" es el único camino para poder regresar a Dios, el Padre, y encontrar la verdadera felicidad en esta vida y en todas las eternidades.