EL ARREPENTIMIENTO

La palabra evangelio significa buenas nuevas, o sea, la suprema esperanza para todos los hijos de Dios. Una parte importante del evangelio es el arrepentimiento, el cual hace viable para todos aquellos que lo ponen en práctica, la esperanza de obtener la vida eterna. El no arrepentirse del pecado, sin embargo, causa desesperación (véase Moroni 10:22).
"Cuando almas renacen, cuando se cambian vidas, entonces llega el gran milagro para embellecer e impartir calor y elevar. Cuando ha amenazado la muerte espiritual y en su lugar ahora hay revivificación, cuando la vida desaloja a la muerte, cuando esto sucede, es el milagro de milagros." (Spencer W. Kimball, El Milagro del Perdón)
La muerte espiritual que sufrimos al venir a éste mundo hace que el "hombre natural" en nosotros casi domine nuestra potencialidad divina. Pero, en su amor, Dios nos provee, en el plan de sal­vación, con los medios para volver a él.
Estudiamos dos de los cuatro requisitos para vencer a la muerte espiri­tual: fe y arrepentimiento. Al escudriñar las escrituras para entender mejor estos dos conceptos, encontramos lo siguiente:
1. La fe es un don, un don que puede y debe ser ganado. La fe nos per­mite recibir bendiciones temporales así como bendiciones espirituales. Y es al realizar la magnitud de esas bendiciones que nuestra fe en Cristo puede crecer hasta llegar a ser la fe que salva.
2. El arrepentimiento requiere un entendimiento de la ley de justicia así como de la ley de misericordia.

LEER MAS O DESCARGAR