VEN, SIGUEME

GUIA DE ESTUDIO PERSONAL DEL SACERDOCIO DE MELQUISEDEC 1987

Al estudiar el Nuevo Testamento y la vida y ministerio de Jesús y sus Apóstoles. Confiamos en que al seguir la vida del Salvador a través de las páginas de las Escrituras, aceptéis literalmente su llamado: "ven, sigúeme" (Lucas 18:22).
Pocos tendremos la oportunidad de recorrer los caminos que El recorrió en la Tierra Santa, pero sí podemos andar por su senda al intentar seguir su ejemplo. Seguirlo significa moldear nuestra vida a la de El, amar como El amó, servirle fielmente y guardar sus mandamientos.
Hermanos, que viváis para ser dignos de recibir todo el poder del sacerdocio y os destaquéis como nobles padres, esposos y poseedores del sacerdocio. Que podáis dar la clase de ejemplo
—en vuestros hogares y en todas partes— que os permita decir con justicia a vuestros semejantes: "Ven, sigúeme".

VE, SIGUEME