ENSEÑEMOS PRINCIPIOS CORRECTOS

UN ESTUDIO SOBRE RELACIONES FAMILIARES
Publicado 1988

La revelación de los últimos días enseña muchas verdades en cuanto a la unidad familiar, las cuales son desconocidas para el mundo. Por medio de dichas revelaciones sabemos que, antes de nacer en la carne, todos nacimos espiritualmente en la familia de nuestro Padre Celestial. También sabemos por el mismo medio que nuestras familias mortales pueden llegar a existir para siempre y formar parte de la gran familia eterna de nuestroPadre Celestial.
Y aquí estamos, formando parte de familias, y con ellas, en nuestros respectivos hogares, es donde más plenamente y en forma más continua demostramos la firmeza de nuestro compromiso con Cristo. En el hogar podemos arrepentimos de nuestros pecados y pedir perdón a nuestro cónyuge e hijos. Tenemos la responsabilidad de velar por el bienestar de cada uno de los miembros de la familia, de darles nuestro amor, de ofrecerles luz y enseñarles la verdad, de promover aquellas experiencias que les ayuden a progresar, de responder a su enojo y resentimiento con incesante amor. La vida familiar bien puede ser. la fase más importante de nuestra prueba terrenal.

ENSEÑEMOS PRINCIPIOS CORRECTOS.pdf