EL BELEN ANTIGUO

Esta es la estación del año en que el corazón de los hombres se torna a lo que aconteció en Belén. Desde luego, Belén ha sido el sitio de muchos sucesos importantes de la historia bíblica. Se menciona primeramente en las Escrituras con referencia a la muerte de Raquel, más de 1.700 años antes que naciera Cristo. Fué el hogar de Booz y Noemí, y fué allí donde se desarrolló la hermosa historia de Ruth. Unos mil cien años antes del nacimiento de nuestro Señor, leemos que Belén era el hogar de David, y fué allí donde lo halló el profeta Samuel, cuidando las ovejas, y ungió al pequeño pastor para que fuese el gobernador de Judea e Israel.
Poco después leemos que una guarnición filistea ocupaba la ciudad natal de David, Belén. La gran estimación que él sentía por su pueblo, en mi opinión, queda demostrada por su vehemente anhelo de poder beber del agua del pozo de Belén. Muchas habían sido las veces que había apagado su sed con sus aguas. Mientras se hallaban frente al enemigo que ocupaba el sitio donde había nacido, tres de sus soldados, oyendo el deseo de su general, irrumpieron por el campamento de los filisteos y sacaron agua del pozo y la llevaron a su caudillo. ¡Qué historia tan impresionante de la lealtad y devoción que David inspiraba en aquellos fieles hombres que lo seguían!
¡Con cuánta sencillez y grandeza relata Lucas la historia:
"Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado .
"E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad.
"Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David;
"Para ser empadronado con María su mujíer. desposada con él, la cual estaba encinta.
"Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.
"Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el meson.
"Había pastores en la misma región, que vedaban y guardaban las vigilias de la noche sobre sus rebaños."
En el Antiguo Testamento, en el Litro de Miqueas, quinto capítulo, el profeta anuncia que Belén sería el lugar donde habría de nacer el Mesías prometido. Me pregunto si los pastores, a quienes se comunicó la primera revelación del nacimiento de Cristo, no estarían pensando en esa profecía mientras velaban sus rebaños de noche.
El nombre hebreo Beth Lehem significa lougar o ciudad de pan o alimento. En todas las edades esta región se ha distinguido como una de las más fructíferas de toda Palestina. Es interesante notar que el trigo primitivo, del cual ha procedido nuestro trigo cultivado, se ha encontrado cerca de Belén en su estado nativo. Me gusta pensar que Belén antiguo, donde crecía la planta que nos da el pan el sostén de la vida— también nos dio el Pan de Vida que mantiene el espíritu.
Os, doy testimonio que las verdades de Cristo son tan aplicables al mundo en la actualidad como al pueblo entre el cual anduvo y predicó. Su Espíritu debe ser el centro de la Navidad. Sus enseñanzas deben ser el centro de nuestras vidas. Ciertamente El es nuestra vida; El trajo la paz al mundo. El don del Niño de Belen os acompañe en esta temporada, así como en los años venideros.