CALENDARIO MORMON

La tarde del 14 de mayo de 1945
Fallecimiento del presidente Heber J. Grant.



El presidente Heber J. Grant murió tranquilamente en su residencia en Salt Lake City. Había estado enfermo los últimos cinco años, pero nunca perdió su valor y determinación de seguir adelante y cumplir con su deber. Todos los días, hasta poco antes de su muerte, iba a su despacho para atender a sus deberes, de acuerdo con lo que su médico le permitía, ya que su vida había sido de mucha actividad. Su apariencia delicada durante su juventud fue motivo de que se le negara una póliza de seguros en vista de su condición física. Sin embargo, siempre fue activo, participó en los deportes y en un tiempo formó parte del equipo de béisbol que ganó el campeonato de Utah. Su energía era asombrosa y parecía que nunca cesaban sus actividades; era intransigente con la maldad, pero el público en general nunca se enteró de sus más notables rasgos de carácter. Tenía una naturaleza tierna y compasiva, amaba encarecidamente a sus amigos y era generoso con los necesitados, a quienes ayudó innumerables veces sin que nadie lo supiera. Su testimonio de la verdad era inflexible, tenía un sinnúmero de amigos fuera de la Iglesia y su pueblo lo amaba mucho.


El viernes 18 de mayo se efectuaron los funerales, a los cuales asistió el mayor número de personas que jamás se había visto en Utah. Al pasar la procesión por las calles, miles de personas se detuvieron para inclinar reverentemente la cabeza; fue honrado por los representantes de otras iglesias y la campana de la catedral católica tañó al pasar el féretro. Llegaron numerosos hombres distinguidos de varias partes del país para honrarlo, muchos de los comercios de la ciudad cerraron sus puertas y hubo luto general por el fallecimiento de un gran hombre, después de una larga v activa vida de más de 88 años.

LEER MAS