LO ESCENCIAL PARA PRODUCIR Y ALMACENAR EN EL HOGAR

Se ha aconsejado a los Santos de los Últimos Días que se preparen para procurar el bienestar personal y de sus familias para los tiempos difíciles. La preparación personal y familiar debe ser un modo de vida, un modo prudente de vivir. Esto implica ser "sabio, moderado, prudente y hábil en planear para el futuro sin desatender las necesidades inmediatas" Una faceta de la preparación personal y familiar es la producción y el almacenamiento en el hogar.
"Nuestro énfasis sobre este tema no está basado en nada que dé fundamento a ningún tipo de crisis o pánico, sino todo lo contrario: es necesario comprender que la preparación familiar y personal debe ser una forma prudente de vida así como un enfoque ordenado de utilización de los recursos, dones y talentos que el Señor nos ha dispensado. El primer paso, por lo tanto, es enseñar a nuestro pueblo a ser autónomo e independiente, mediante la adecuada preparación para la vida diaria"