POR MEDIO DE LA OBEDIENCIA Y EL SACRIFICIO RECIBIMOS LAS BENDICIONES DEL CIELO

Palabras pronunciadas por el élder Russell M. Nelson del Quórum de los Doce Apóstoles
Reunión de capacitación de Autoridades Generales.
Miércoles 31 de octubre de 1984

Mis amados hermanos, esta es una experiencia que me hace sentir sumamente humilde puesto que ustedes son mis maestros y mis ejemplos a quienes yo amo y apoyo.
En las conferencias de estaca del primer semestre de 1985, hablaremos en las sesiones del sábado por la noche en cuanto al tema "Por medio de la obediencia y el sacrificio recibimos las bendiciones del cielo". Hoy habremos de analizar este tema a fin de prepararnos para recibir la inspiración que vendrá a nosotros al dar instrucciones en cuanto a estos importantes principios del evangelio.
La obediencia y el sacrificio, aunque son dos términos que tienen diferentes significados son similares en el hecho de que ambos resultan en las bendiciones del cielo.

Sacrificio.

La palabra sacrificio viene de la palabra del latín sacrificium que a su vez se origina en dos raíces del idioma. La primera raíz es sacer, que quiere decir "sagrado". Esta misma raíz la encontramos en otras palabras que nos resultan familiares, tales como sacramento, que quiere decir, "pensamiento sagrado", consagrar, que quiere decir "que se hace con carácter sagrado", y aun la palabra santificar. La palabra del latín que equivale a sacerdote, quiere decir "hacedor de cosas sagradas".
La segunda parte de la palabra sacrificio proviene de la raíz latina facere, que quiere decir "hacer" o "fabricar". Reconocemos esta misma raíz en palabras tales como factoría, un lugar donde se hacen o fabrican cosas, y manufactura que quiere decir "hacer algo a mano". También encontramos esta raíz en la palabra factor, que quiere decir "el que hace". Esta raíz proviene de la palabra del latín factus, que es el participio pasivo del verbo facere. Podemos apreciar esta misma forma de la raíz en la palabra benefactor, que quiere decir "buen hacedor".
Menciono el derivado de la palabra sacrificio porque quiere decir literalmente "hacer sagrado algo". Mediante el uso común, el significado de la palabra se ha visto alterado con el paso del tiempo. Esa es la razón por la que el diccionario da también como definiciones de esta palabra, "renuncia" o "acto de abnegación".

LEER MAS O DESCARGAR