LAS INTELIGENCIAS Y LA VIDA ETERNA

(Tomado de the Improvement Era)

ESTIMADO HERMANO SMITH : La Iglesia nos enseña que hubo vida aun antes de la mortalidad y que la habrá después de ella. También se nos ha dicho que antes de que fuéra­mos espíritus, fuimos "inteligencias". Las Escrituras declaran también que hemos sido "engendrados hijos e hijas para Dios" en el espíritu (Doc. y Con. 77: 24), y Pablo, hablando a los griegos, declaró que somos "linaje de Dios" y que "no debemos pensar que la divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escul­tura de arte y de imaginación de hombres." (Hechos 17: 29.) También se nos ha enseñado que las inteligencias han existido por siempre y que no pueden ser creadas ni destruidas. Pero en la Perla de Gran Precio, en el Libro de Moisés, se declara que Dios creó a los animales y a todo lo que tiene vida sobre la tierra para el propósito del hombre, y por esta vida solamente. Dicha enunciación me ha preocupado porque siendo que las inteligencias, como eternas, no pueden ser creadas ni destruidas, me he preguntado por qué los animales fueron creados sólo para esta vida. ¿No está acaso la diferencia entre los animales y el hombre ba­sada en sus respectivos grados de inteligencia, tal como la diferencia entre el hombre y Dios? ¿Por qué, en­tonces, fueron los animales creados para esta vida solamente?
RESPUESTA : Consideremos primero el asunto de las inteligencias. Muchas son las cosas que el Señor, por un sabio propósito Suyo, no ha revelado al hombre mortal, evidentemente debido a que en su condición finita, éste es incapaz de comprenderlas. Recordemos que "el hombre fue también en el prin­cipio con Dios. La inteligencia, o la luz de verdad, no fue creada ni hecha, ni tampoco lo puede ser. . . . Porque el hombre es espíritu. Los elementos son eternos, y espíritu y elemento, inseparablemente unidos, reciben una plenitud de gozo; y cuando están separados, el hombre no puede recibir la plenitud de gozo." (Doc. y Con. 93:29, 33-34.)
.
LEER MAS O DESCARGAR
.