SATANÁS NO TIENE PODER SOBRE LOS JUSTOS

El presidente Ezra Taft Benson ha dicho: "Vivimos en un período de grandes dificultades; vivimos en la época de la cual el Señor habló cuando dijo: 'La paz será quitada de la tierra, y el diablo tendrá poder sobre su propio dominio' (D. y C. 1:35).
.. .Satanás está haciendo la guerra a los miembros de la Iglesia que tienen un testimonio y que están tratando de cumplir los mandamientos, y aun cuando muchos de nuestros miembros permanecen fieles y firmes, algunos están vacilantes. Algunos caen. Algunos están haciendo cumplir la profecía de Juan de que en la guerra contra Satanás, algunos santos serían vencidos.
El primer paso que tenemos que dar para combatir las malas influencias es el reconocer que Satanás en realidad existe. La tercera parte de las huestes del cielo, que rechazaron el plan del Señor en la existencia preterrenal, forman parte de los injustos que hoy siguen a Satanás (D. y C. 29:36). Gran parte de las gentes del mundo no creen que Satanás existe. "La aceptación general de lo que dijo Satanás: 'Yo no soy el diablo, porque no lo hay' (2 Nefi 28:22) explica en gran medida la decadencia de nuestra sociedad" (Marión G. Romney).
Aun cuando Satanás tiene poder para tentarnos, el Señor nos ayudará a oponer resistencia a la tentación si se lo permitimos. José Smith enseñó que "el diablo no tiene poder sobre nosotros sino hasta donde se lo permitimos. El momento en que nos rebelamos contra cualquier cosa que viene de Dios, el diablo ejerce su dominio" (Enseñanzas del Profeta José Smith)
La mejor manera de combatir las tentaciones es evitarlas. A continuación se mencionan maneras de fortalecernos y obtener poder para combatir las tentaciones de Satanás:
1. "Absteneos de toda especie de mal". Si hacemos eso, no nos veremos tentadas a ceder ante el mal en nuestros momentos de debilidad. Como lo explicó el élder Howard W. Hunter: "Hay ocasiones en nuestra lucha con la adversidad en la vida mortal en que nos cansamos, nos debilitamos y somos susceptibles a las tentaciones que aparecen en nuestro camino...
".. .El mejor momento para el tentador es cuando nos encontramos agotados emocional y físicamente, cuando estamos cansados, vulnerables y menos preparados para resistir sus insidiosas sugerencias"

LEER MAS O DESCARGAR