CITAS INSPIRADAS

"Vosotras jovencitas . . . que aún no habéis aceptado una propuesta matrimonial, si os hacéis dignas y os preparáis para ir a la casa del Señor, y tenéis fe en este principio sagrado (del matrimonio celestial por la eternidad), aunque no recibáis el privilegio del matrimonio (en la mortalidad), el Señor os recompensará en su debido tiempo y no os será negada ninguna bendición. No estáis bajo la obligación de aceptar una propuesta de alguien que no sea digno de vosotras por temor a no poder recibir vuestras bendiciones". Todas las hermanas, incluyendo a las que se encuentran casadas con esposos inactivos o que no son miembros de la Iglesia deben prepararse para el matrimonio en el templo en el futuro.
(élder Harold B. Lee) (Relief Society Magazine, octubre de 1968).