EL "CÓMO" ESTUDIAR LAS ESCRITURAS

por Joseph Fielding McConkie

Joseph Fielding McConkie es profesor emérito de escrituras antiguas en la Universidad de Brigham Young. Este discurso fue dado en la Semana de Educación de la Universidad de Brigham Young en agosto de 2006.

Si los cielos se abrieran hoy y Dios nos hablara, ¿no quisieran escuchar lo que Él tiene que decir? De igual manera, ¿si un mensajero viniera en Su lugar, sería de igual interés? Si el mensaje se escribiera, ¿no quisieran leerlo?
Muchas personas fieles han dado sus vidas para que la palabra del Señor tal como se ha dado a Su pueblo antiguamente se preservara para nosotros. El estudio cuidadoso de este registro solamente puede ser la fuente de una gran bendición para nosotros, mientras el fracaso para conocerlo sería una pérdida.

HAY QUE PERMITIR QUE LOS PRINCIPIOS CORRECTOS, NO LAS TÉCNICAS, DIRIJAN NUESTRO ESTUDIO

A través de los años muchos de mis alumnos y otros han llegado a mi oficina preguntándome cómo pueden llegar a ser mejores estudiantes de las escrituras. A menudo se me ha preguntado la manera que los hombres como mi padre, el élder Bruce R. McConkie, y mi abuelo el presidente Joseph Fielding Smith, ambos de los cuales tenían la reputación de ser estudiosos del evangelio, han estudiado las escrituras. Implícito en tales preguntas está la idea que hay alguna metodología o secreto conocido por algunos o pocos, y que aquel secreto da a aquellos que lo conocen, una ventaja distinta en el entendimiento de las escrituras. De hecho, voy a revelar el gran secreto; es que no hay ningún secreto.
En cuanto a mi padre y mi abuelo, su método consistía en no tener ningún método. ¡Los métodos no son la respuesta! El estudio eficaz de las escrituras no tiene nada que ver con el sistema de marcar que usas. No tiene nada que ver con la decisión de usar un marcador azul o uno rojo. No tiene nada que ver con que si estudias un tema particular cronológicamente o por temas. No tiene nada que ver con tu uso de la cuádruple (que contienen cuatro libros) en vez de una combinación triple. No tiene nada que ver con el tamaño de las escrituras a menos que estés envejeciendo.
Tiene todo que ver con la intensidad y la consistencia con que tú estudias. No hay atajos; no hay secretos.
No obstante, hay algunos principios básicos que son fundamentales para lograr un entendimiento correcto de las escrituras. Quiero presentar siete de tales principios. Cada uno trae consigo una luz adicional. Juntos pueden aumentar tu comprensión de las escrituras siete veces y más.

LEER MAS O DESCARGAR